Sobre la secretaría general del SIPE

Ante las descalificaciones y comentarios falsarios que vengo recibiendo como Secretario General del Sindicato Independiente de la Policía Española de cuentas anónimas que NUNCA dan la cara con perfiles con nombres y fotos generalistas, las cuales no tienen otro objetivo que dañar la imagen del Sindicato al que represento mediante falsedades, os vamos a contar un cuento al respecto, haciendo ciertas aclaraciones, para evitar confusiones a quienes lean las mismas.

En abril de 2015 pedí una excedencia especial, no regulada por la DGP, para participar en las elecciones autonómicas, re incorporándome el 25 de mayo de 2015. Un informe oficial de los servicios jurídicos de la División de Personal decía que al reincorporarme lo hacía en las mismas condiciones que me había ido, es decir, siendo subinspector de la Policía Nacional, como Jefe de Turno en la comisaría de Ciudad Lineal y por tanto, también como secretario general del Sindicato Independiente de la Policía Española, SIPE, sin ser necesario realizar ningún trámite.

Aun así, decido poner en manos de los afiliados mi función al frente del sindicato, convocando un Congreso Extraordinario en tiempo y forma con arreglo a los Estatutos del sindicato, que se celebra el 9 de junio del 2015, y donde, con el 82% de la afiliación representada, fui reelegido de nuevo con el 100% de los votos como secretario general del Sindicato Independiente de la Policía Española. El Acta del Congreso fue registrada en la División de Personal el 17 de junio y elevada a público mediante acta notarial el 30 de julio de ese mismo año.

 En los 40 días que duró mi excedencia, un grupo de cuatro policías, un inspector jefe, un inspector, un Oficial de Policía y un Policía, se autoproclaman responsables del SIPE sin contar con los afiliados y deciden que se integran en la UFP, y de paso, el inspector, que era responsable de finanzas, decide apropiarse de los ingresos obtenidos a través de las cuotas de los afiliados para el pago de los seguros, que a fecha de hoy serán unos 100.000€. Por lo que me vi obligado a formular denuncia contra el Inspector Jefe y el Inspector por apropiación indebida, estafa y falsedad  documental. Los cuatro citados están desde entonces LIBERADOS POR LA UFP.

Además, por los hechos relatados interpuse un contencioso administrativo contra la reunión de los cuatro integrantes de ese grupo en la que decidieron integrarse en la Unión Federal de Policía, sin tener autoridad para ello e incumpliendo los Estatutos de este sindicato, y cuya sentencia nº184/16, y que su primera hoja con datos borrados, tanto se empeñan en poner esas cuentas  nónimas en Twitter, dice textual:

FALLAMOS
Que APRECIANDO LA CADUCIDAD DE LA ACCION, desestimamos la demandada deducida por Alfredo Claudio Perdiguero en la representación que dice ostentar del SIPEPOL contra……

Es decir, no pasan a juzgar el hecho denunciado porque, dicen, ha caducado.

En ese procedimiento se aportó un certificado de la Jefa de Relaciones Sindicales en el que certificaba que el secretario general de SIPE, desde su creación hasta el 28 de diciembre de 2015, fecha en que se expidió, era Alfredo Perdiguero Manjón. Y nos sorprendimos con un certificado fechado 18 DÍAS DESPUÉS, del secretario general de la División de Personal, Jacobo Orellana, reconociendo en tal cargo a otra persona a la que NADIE eligió para el mismo en ningún congreso, y cuyo cargo era de Relaciones Institucionales en la UFP de Madrid ostentado la liberación sindical en el mismo sindicato.

SOBRE LA SECRETARIA GENERAL DEL SIPE